¿Qué tipos de calibración de instrumentos requiere la industria alimentaria?

 En Calibracion de instrumentos

La calibración de instrumentos es un servicio indispensable para muchas industrias, entre las que destaca la alimentaria. Recurre a diversos equipos y dispositivos para determinar mediciones precisas con el fin de gestionar bien sus recursos, mantener a salvo su productos, y garantizar la calidad de sus procesos y la satisfacción de los consumidores finales. Son diversos los tipos de calibración que requiere y que demandan las regulaciones locales, los cuales deben conocer y procurar con ayuda de expertos en metrología.

¿Por qué es necesario calibrar instrumentos?

La calibración consiste en el proceso de comparar las mediciones efectuadas con un instrumento de prueba, con las tomadas por una unidad estándar y con precisión conocida, por ejemplo, básculas y pesas patrón para las mediciones de masa. Posee un rol de suma importancia en el aseguramiento de la calidad y el cumplimiento de diversas industrias, pero especialmente para las empresas que pertenecen a los sectores de alimentos y bebidas.

Según diversas normativas y estándares locales e internacionales, las actividades de mantenimiento y pruebas periódicas son indispensables para procesos diversos, por ejemplo, fabricación, envasado y manipulación de productos que poseen un impacto directo en la salud y seguridad pública. Entre tales productos destacan medicamentos, cosméticos, tabacos, alcohol, dispositivos médicos y alimentos.

Los estándares en la fabricación de alimentos son más estrictos que los de otros sectores, y repercuten en todos los aspectos relacionados con la investigación, muestreo, producción y distribución. Los efectos de la calidad alimentaria en la salud de humanos e incluso animales deben ser gestionados con detalle, por lo que no es raro que los comestibles y bebidas estén entre los más regulados en el mercado actual.

Las pautas sugeridas por el reglamento de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, la NOM-010-SCFI-1994 y el PROY-NOM-010-SCFI-2017, junto con las actividades de validación y calificación, sugieren y demandan que la calibración de instrumentos sea realizada de manera periódica. De esta manera es posible reducir los riesgos de error y asegurar mediciones con alto nivel de precisión, repetibles y trazables en todo el proceso de producción.

¿Cómo ayuda la calibración de instrumentos a la industria de alimentos?

¿Por qué deberían implementar en su empresa de alimentos un programa de validación en el que se incluyan calibraciones regulares? Porque se trata de un aspecto vital del aseguramiento y monitoreo de la calidad, el cual repercute en todo, desde una inspección regulatoria para el cumplimiento de las normativas oficiales hasta la certificación de la Organización Internacional de Normalización. Comprometerse con los altos estándares de calidad ayuda también crear un entorno de confianza con los consumidores y obtener una buena imagen de marca.

Si calibran sus instrumentos con ayuda de expertos en metrología industrial, obtendrán un alto grado de precisión, y reducirán los errores para que sus actividades se mantengan dentro de los límites aceptables. Debido a que son trazables a estándares nacionales o internacionales, los informes de la calibración son de utilidad para las auditorías internas y externas. Las pruebas periódicas, además, permiten que sea más sencillos garantizar que los instrumentos operen a niveles óptimos, disminuyan las averías y se prolongue su vida útil.

La calibración mejora la eficiencia, tiempos de actividad y ahorro de costos en cuanto a reparaciones, pérdidas productivas por inactividad y consumo de energía. Permite evitar retiros potenciales del mercado o conflictos derivados por lotes perjudiciales o de mala calidad, reprocesamiento a causa de imprecisiones, riesgos de seguridad (físicos, químicos, biológicos, entre otros). La falta de calidad y el incumplimiento pueden provocar altos costos en distintos sentidos, por tal motivo es importante mantenerse al día con los programas de validación y pruebas, asimismo, saber cuándo calibrar nuevamente los instrumentos de medición.

Servicios de calibración más frecuentes para la industria de alimentos

La industria alimentaria depende de una gama diversa de equipos, cada uno de los cuales tiene que ser calibrado de forma regular para garantizar la calidad y seguridad de los productos. La diversidad de instrumentos implica la necesidad de varios servicios de calibración, entre los cuales destacan los siguientes:

Calibración de termómetros

Las lecturas directas de la temperatura son cruciales en la determinación de la calidad de alimentos y bebidas, especialmente para los productos lácteos. La calibración regular de sensores sanitarios, termómetros y sondas permite asegurar que muestren resultados de manera precisa en todas las fases de la producción. Los expertos en metrología, debido al amplio abanico de instrumentos de detección térmica que se usan en cada etapa, tienen que estar capacitados para calibrar intervalos específicos o puntos de ajuste según las indicaciones de los fabricantes.

Las fluctuaciones de temperatura durante el procesamiento de alimentos pueden derivar en problemas de seguridad alimentaria, higiene y calidad, además, pueden repercutir en el rendimiento de los equipos. Un ejemplo es el crecimiento de patógenos en los productos alimenticios debido a las bajas temperaturas. Es importante que sea controlada la temperatura y se ajuste en cada fase, lo que puede requerir que la calibración de instrumentos se realice en el sitio. Los sensores también pueden requerir pruebas con mayor frecuencia que otros dispositivos.

Calibración de medidores del color

Los instrumentos encargados de medir el color, por ejemplo, los espectrofotómetros y colorímetros, ayudan a eliminar los tintes indeseables y garantizar la homogeneidad del color en los alimentos, sin embargo, deben de calibrarse con ayuda de expertos y de forma regular, tanto diario como anualmente.

Para las calibraciones diarias, los operadores deben realizar las pruebas necesarias antes de usar los equipos. Para las calibraciones anuales es necesario acudir con un laboratorio de metrología, los cuales se encargan de realizar alineaciones de suma precisión y ajustes, además, limpiezas y pruebas adicionales.

Ajuste de estándares de calibración

La calibración del equipo usado para medir los procesamientos de alimentos es importante, también la verificación periódica de los estándares de calibración y equipos de prueba. De esta manera es posible asegurar que los procesos de validación sean acordes a los requisitos y evitar los márgenes de error.

Otros tipos de dispositivos en la industria de alimentos que requieren calibración son: pruebas para dispositivos de presión, equipos de pesaje y sistemas de flujo. Las calibraciones tienen que realizarse por técnicos internos que estén certificados o en un laboratorio acreditado por la ema y con la certificación ISO 9001:2015. Los proveedores con experiencia proporcionan un estándar de servicio más alto que los internos, además, pueden ayudarles con la evaluación de su programa de validación, la revisión de procesos, entre otras prácticas asociadas con la calidad y el cumplimiento.

Si desean que un laboratorio acreditado, certificado y con amplia experiencia les ayude con la calibración de sus instrumentos para el procesamiento de alimentos, marquen a los expertos de Masstech a través de las líneas (55) 5357 1943, (55) 5359 5356, (55) 5576 7356, (55) 5359 4981 y (55) 5358 5653.

Recent Posts